EUGENIO PASTOR · FOTOGRAFÍA
inicio          acerca de mí          galería         enlaces          contacto

En los días nublados, no se alcanza a ver las cimas presentes en el valle de Glen Coe, y las nubes parten las laderas casi verticales por la mitad. Escalan como la planta de las "habichuelas mágicas" que subía hacia algún lugar indefinido en el cielo. Glen Coe tiene además un pasado sangriento, como escenario de una masacre entre clanes. Debió estar poblado, pero ahora no queda en medio de su desértica verdura ni una piedra que recuerde que allí hubo casas.

anterior siguiente

 

 

 

TRES HERMANAS. GLEN COE

Material propiedad de Eugenio Pastor · Todos los derechos reservados