EUGENIO PASTOR · FOTOGRAFÍA
inicio          acerca de mí          galería         enlaces          contacto

Dromedario que, aunque escuálido, gozaba de cierta libertad en las primeras horas del día, como confirma la presencia de una Luna que todavía se resistía a desaparecer. La imagen fue tomada en la entrada del templo de Wadi El-Seboua, o templo de los leones, construido por Ramses II y dedicado a los dioses Amón-Ra y Rahorakhti.

anterior siguiente

 

 

CAMEL

Material propiedad de Eugenio Pastor · Todos los derechos reservados