EUGENIO PASTOR · FOTOGRAFÍA

Ante todo bienvenidos.
Os comunico que soy profesor de Instituto, en concreto de la asignatura de Física y Química. Por cierto, si alguien tiene interés, puede visitar esta página: www.eugenio,unlugar.com
en ella aparece un tipo de unidad didáctica (“Energía de las Reacciones Químicas”) que intenta conseguir la asimilación de conocimientos por uno mismo y con la ayuda de una serie de tareas propuestas; se denomina “webquest”, y es una forma de exponer contenidos invitando al alumno a que participe en el aprendizaje de los mismos de forma activa. Pero ese es otro tema que, por qué no, puede ir desarrollándose en el apartado deenlacesde esta misma página web. Creo que en ese apartado muchas cosas pueden caber ...

Y ahora, ¿por qué esta página web?
Pues simplemente porque sí, porque me gusta la fotografía, y con ello puedo mostrar aquello que veo, que me parece bonito y que me llama la atención, y sobre todo, que capto a través de mi cámara según mi mirada.
¿Qué puedo yo decir acerca de la fotografía que no se haya dicho o que no se haya escrito? Si me planteo el asunto de este modo, ciertamente es tal el vértigo que sufro que me impediría seguir adelante. Así pues, sólo pretendo mostrar imágenes con el contenido y belleza que cada uno quiera encontrar y entender.
Considero que la fotografía, como todo medio de expresión artístico, en última instancia pretende comunicar, si bien, aquello que el observador percibe, al final está modificado por su propia experiencia, gustos, cultura y todo lo demás, así que como siempre se concluye en arte: sobre gustos ... poco hay escrito.
Según mi formación, tan distante de la artística, siempre intento buscar un porqué en las tendencias de las distintas manifestaciones en el arte, ya sea música, literatura, pintura o escultura. En fotografía, no iba a ser menor esta inquietud, es decir, por qué la fotografía actual es así y no de otra forma; o mejor aún, ¿hay una tendencia determinada en la fotografía actual? Creo que no encontraría respuesta, no sé si por falta de conocimientos o porque efectivamente, el camino a seguir no está claramente marcado. De verdad que no estoy frivolizando ni mucho menos, simplemente pienso que al final todo se reduce a una respuesta por parte del autor con respecto a una pregunta que él mismo se hace; pregunta eso sí, que puede variar con el tiempo, o que puede originarse como consecuencia de algo anterior, ya sea una vivencia, una inquietud o una necesidad vital.

Origen y evolución
Bueno, pues la fotografía me ha gustado desde pequeño. A lo largo de la vida, si algo te gusta de verdad parece que siempre está ahí presente, al menos en estado latente, puesto que con mayor o menor intensidad lo sientes muy próximo a ti. El tiempo te cuenta poco a poco que eso es cierto, que en el transcurso de los días esa inquietud te sigue acompañando fielmente; algo parecido me ha ocurrido con la música, otra eterna compañera.
Mis primeras incursiones en esto de tirar fotos se remontan a tiempos en los que quizá me llamaba más la atención el jaleo de objetivos, cámaras y trípodes que el resultado en sí; de hecho, creo que algo de esto todavía queda.
Transcurrido un tiempo me di cuenta de que esta afición me llamaba con seriedad, puesto que de nuevo surgió en mí la ilusión de volver a tirar fotos. Baste decir que mi primer sueldo lo dediqué a la compra de lo que para mí era un “aparato sagrado”: la Canon A-1, con tres objetivos originales, que fueron el FD: 50 mm f/1,4, el FD: 24 mm f/2,8 y el FD: 70-210 mm f/4.0 a los que se unió un Sigma 400 mm f/5,6 y que casi nunca usaba, por su tamaño y por tener que ir siempre cargado con trípode, qué curioso, ¿no?
Creo que la cámara acentuaba todavía más mis ganas de viajar, conocer un poco de mundo y moverme por ahí. La cámara significaba viaje. De hecho, todavía el grueso de mis fotografías se encuentra en material de diapositivas; una pena, porque al paso que voy, parece que no las pienso actualizar al mundo digital, aunque como digo, todo es cuestión de que otra vez aparezca una “llamada”.
¿Y la evolución? Pues la lógica; esto es, la incorporación al mundo digital con todas sus consecuencias: “que si la fotografía de antes era más complicada, más auténtica, que si los resultados que se conseguían no eran fieles...” y todo aquello con lo que se especulaba durante el largo tiempo en el que el mundo de la fotografía digital comenzaba a consolidarse.
Yo lo que hacía era mirar de reojo a todo eso, y de repente, un día en París se me encajó el anillo de enfoque del gran angular, y como ya consideraba que por entonces había buenos aparatos y los consecuentes buenos resultados, decidí comprar una nueva cámara.

La era digital
Una vez pensado, adquirí el equipo que disfruto actualmente:
- cuerpo de Nikon D200
- AF-S Zoom-Nikkor ED 17-35mm f/2.8D IF
- AF-S VR Zoom-Nikkor 70-200mm f/2.8G IF-ED
- Filtros B&W para las dos lentes anteriores
- Filtro degradado neutro duro de 2 pasos Gallen Rowell
- dos trípodes, uno pequeño de viaje y otro un poquito más pesado, porque si no, el objetivo tele no se aguanta.
Los resultados, como supondréis, se encuentran en la galería, que está planteada en forma de carpetas, por clasificar los trabajos de alguna forma. Cada carpeta reúne una serie de imágenes que posteriormente se describen brevemente. Espero que sean de vuestro agrado.

"El mundo es maravilloso, sólo hay que detenerse a mirar"

 

 

 

 

 

Documento sin título